La Meseta de Pinares de Mayarí

en

La Meseta de Pinares de Mayarí esta dentro del conjunto geográfico Sierra de Nipe, a más de 700 metros sobre el nivel del mar. Desde el punto de vista florístico es una de las regiones más interesantes del archipiélago cubano por su riqueza de endémicos, con algo más de 445 especies, en una cobertura vegetal constituida por pinares originales, charrascales, bosques siempre verde mesófilos, entre otros. La biodiversidad de la fauna está representada por el reporte de más de 90 especies de aves con 21 endémicos cubanos.

Pinares de Mayarí cuenta con una Villa para el alojamiento, comidas a la carta, bebidas actividades diurnas dentro de las que se encuentran senderismo, trekking, hikking y observación de aves y actividades nocturnas con animación en vivo. Deportes al aire libre como el voleibol, tenis de campo, baloncesto y muchas sorpresas más que hacen de la Villa un paraíso ideal para solteros, parejas y familias que amantes de la naturaleza y la tranquilidad.

Actividades Diurnas / Ecoturismo: Visita a las Opcionales de Naturaleza entre las que se encuentran:
Visita a la Hacienda La Mensura: A unos 8 Km. de distancia desde la Villa tiene la posibilidad de observar y fotografiar animales exóticos como: Gamos, antílopes negros y wapitis y alquilar caballos para disfrutar a plenitud de las bondades que la naturaleza ha otorgado a un paisaje de gran belleza donde se mezclan los colores del sol y la naturaleza. En el trayecto se pueden observar vaquerías, plantaciones de Pinus Cubencis, viveros y cafetales, además de grandes praderas.

Visita a la Plancha: En este sitio podrá disfrutar de un microclima típico de montaña, caracterizado por una exuberante vegetación, en la que se observa el fenómeno de gigantismo en los árboles. Las plantaciones de café con su despulpadora manual que data de 1949 y el secadero, constituyen su principal atractivo. Se pueden observar además diversas variedades de plantas de importancia económica, ecológica e histórica, tales como: cacao, cítricos, piña, malanga, fresas, mariposas, algodón, pimienta, caña de azúcar, cocoteros, entre otras.

Visita al Salto del Guayabo: Rodeado de un entorno natural maravilloso con espesa vegetación, una fauna autóctona de la región y un punto de observación del Salto de Agua a 480 m sobre el nivel del mar desde donde puede observar el paisaje y hacer un recorrido de 1200 m por el lecho rocoso del río del mismo nombre hasta la posa donde podrá tomar un refrescante baño.

Sendero interpretativo La Sabina: En la zona sur de la subestación del Centro de Investigaciones para la Montaña, a 1 Km. de la Villa, ocho ecosistemas naturales caracterizados por su diversidad y fragilidad biológica, conforman el sendero donde se destaca, además, un bello orquidiario representado por la mayoría de las especies existentes en la región. La selva tropical es el ecosistema más importante, ya que constituye una reliquia natural e histórica, formada por la vegetación original de la sub-región y en ella se encuentra el árbol más antiguo del parque, un Ocuje Colorado al que se le atribuye una edad aproximada de 150 años y el Árbol de la Traición, entre otras variedades de la flora.


La Poza de Rafael: Conocida por encontrarse en una posición privilegiada en medio de la montaña, en una zona muy boscosa y bañada por el Río Piloto, con aguas refrescante y un entorno apacible y hermoso. Aquí tiene la posibilidad de disfrutar de un agradable baño y tomarse fotos en un paisaje exuberante en su flora y avifauna.


Deportes Terrestres: Voleibol, gimnasio, tenis de mesa y de campo y una cancha de baloncesto/Piscina: La Villa posee una piscina de agua dulce ubicada en el lateral de la Casona que brinda los servicios de bar y restaurante/ Salón para Reuniones: Capacidad máxima de 40 personas al estilo teatro /Servicios Médicos y de primeros auxilios: Se brindan servicios de primeros auxilios y la prontitud del servicio médico del área.