En sus paradisíacos cayos del norte, desde hace más de 500 años bautizados como Jardines del Rey, encontró la fértil provincia de Ciego de Ávila el producto turístico que en breve tiempo le abriría las puertas del mercado internacional.

 

Cayo Coco y Cayo Guillermo, dos de las islas que conforman este sui géneris jardín y están enlazadas a tierra firme por una autovía sobre el mar (pedraplen), resultan hoy polos turísticos reconocidos y apreciados no solo por la calidad de sus playas, sino por la concurrencia de otros elementos naturales de excepcional valor como su interesante y variada fauna aviar ( más de 200 especies conviven en los cayos), y el alto grado de conservación que presentan los ecosistemas marítimos y terrestres del lugar.

 

La piña, reina de las frutas, es el símbolo distintivo de esta provincia del centro-oriente de la isla, en cuyo territorio predominantemente llano abundan los espejos de agua y donde se preservan con especial celo manifestaciones y tradiciones de la música y el baile del campo cubano.

 

Su ciudad capital Ciego de Ávila, fundada en 1840. Se distingue por sus amplios portales, arcadas, columnas y techos de teja, y resulta particularmente atractiva por sus tradicionales ferias de artesanía y arte popular.

 

Recomendamos Visitar

 

Avenida Independencia, Trocha de Jucaro a Morón, Laguna de la leche, Poblado holandés de Turiguano, Cueva del Jabalí y por supuesto Cayo Coco y Cayo Guillermo.

JARDINES DEL REY

  Aviso de Privacidad