Dos particularidades tiene Santiago de Cuba que la hacen irrepetible; su gente hospitalaria, de temperamento jovial y desenfadado y el rico acervo histórico-cultural.

 

De singular diseño urbanístico su capital, fundada en 1514, esta marcada por el sello inconfundible que imprime una esplendida bahía rodeada de montañas y dominada por el Castillo de San Pedro de la Roca del Morro, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1997.

 

Similar reconocimiento mereció también recientemente el sistema de construcciones agroindustrial y cafetalero que abarca las ruinas de más de un centenar de cafetales franco-italianos existentes localizadas en los alrededores de la Gran Piedra.

 

A Santiago se le reconoce como la ciudad más caribeña de la isla y es escenario habitual de dos importantes celebraciones populares: los festejos de carnaval y la Fiesta del Fuego.

 

La distinguen también el hecho de haber sido escenario de trascendentales acontecimientos de la historia y el lugar donde con más fervores venera a la Patrona de Cuba, la Virgen de la Caridad del Cobre.

 

Santiago posee la infraestructura necesaria para fomentar el turismo de eventos y congresos. Tiene además en su entorno montañoso y marinero todas las condiciones para desarrollar el turismo de naturaleza y aventura, las actividades náuticas y el turismo de salud.

Recomendamos Visitar

 

Parque Céspedes, Calle Padre Pico, Castillo de San Pedro de la Roca del Morro, Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, La Gran Piedra, Baconao, Parque Nacional Sierra Maestra, Guantánamo.

SANTIAGO DE CUBA